Suave al tacto, ligeramente irregular. Homogénea en el tono. Rica en matices. La pizarra en suelos y paredes da juego.

 

Opciones nuevas, versiones poco conocidas. Un material noble, resistente, a prueba incluso de modas.

Crea ambientes sobrios, serenos, innovadores. Es versátil y vanguardista. Sin problemas de colocación ni de mantenimiento.

Un material para el futuro, con una experiencia de siglos. Un material fuera de serie.